En general, la terapia asistida con animales es efectiva porque mejora las capacidades sociales y de comunicación, disminuye la ansiedad, mejora el estado de ánimo y la autonomía, así como la capacidad de empatía. En todos estos sentidos, el perro parece el animal que más habilidades comunicativas logra tener con el ser humano.

El ejercicio regular puede aumentar la confianza en uno mismo, mejorando tu estado de ánimo, ayudarte a relajarte y disminuir los síntomas de depresión leve y ansiedad. Hacer ejercicio también es beneficioso para mejorar tu sueño, que en momentos de estrés se ve afectado.