Objetivo de la propuesta

 

Nuestra finalidad, es ayudar a ser una sociedad con empatía y responsable, entre nosotros y el medio ambiente”.

El crecimiento ecológico es un elemento central de la política de la UE para garantizar que en Europa, el crecimiento económico sea ambientalmente sostenible. Además, la UE desempeña un papel clave en el impulso al desarrollo sostenible en todo el mundo.

Pero estas propuestas no deben quedar en meros titulares, es responsabilidad de todos, tomar medidas al respecto, sobre todo ir creando conciencia en las nuevas generaciones y recuperar el equilibrio que necesitamos en todo el mundo.

Otro de nuestros ámbitos, es ayudar a las familias a superar las dificultades, tanto en parejas, como dificultades con menores y en el caso de personas mayores, hacemos un acompañamiento y motivación de mantener una vida activa, según sus posibilidades, lo que les permita mantener un sentido a su día a día, que en ocasiones se ha visto mermado por el duelo, la soledad, las enfermedades, etc.

En cuanto a las empresas, nuestro trabajo es ayudar a mantener un clima laboral saludable y conciliador con la vida familiar, en la cual, tanto jefes como trabajadores mantengan activos sus objetivos individuales y colectivos.


Actividad Práctica

Utilizamos distintas metodologías, según las necesidades que se detecten.

La idea es visitar, colegios, centros de menores, pisos tutelados, educación, formación, etc. infantiles y juveniles, en las que se está detectando, lamentablemente, un alto grado de agresividad, disconformidad social, depresiones, maltratos, etc.;

Residencias de mayores, Centros de día, apostando por la salud mental y emocional en todas las edades.

Desde 2013 a 2015, se trabajó de manera altruista en pisos tutelados de Logroño (La Rioja), con chicos que han pasado por el reformatorio de esa misma localidad, donde los resultados nos llenaron de satisfacción.

Desde 2016 al día de hoy, se está trabajando, a nivel de Catequesis en Salvatierra – Agurain (Álava) y a pié de calle con niños y jóvenes de esta misma localidad.

En nuestro compromiso con las familias, en 2021 hemos firmado acuerdo de colaboración con HIRUKIDE (Federación de Asociaciones de familias numerosas de Euskadi).

Y en nuestro compromiso con el medio ambiente, formamos parte de la Comunidad Pacto Verde del Ayuntamiento de Vitoria Gasteiz.

 

REALIDAD ACTUAL

Desde que comenzó la pandemia, obviamente, el acercamiento entre las personas, se ha visto mermado y parece que el daño emocional ante el encierro obligado y preventivo de las personas, ha hecho que aumente el estrés y la agresividad, entre nosotros mismos y los más débiles.

El mayor porcentaje de actividades de hoy en día tienen que ser mediante videoconferencia, y esa falta de contacto cercano, va haciendo herida interna; hay personas, que del miedo han pasado a la angustia, y en el caso de los niños y jóvenes a un deseo incontrolable de libertad, de romper normas; más de lo normal.

Los seres humanos necesitamos volver a conectar con nuestra propia naturaleza y todo lo animal y vegetal que nos rodea.

Ese contacto, nos permite asumir nuestra responsabilidad en relación con el entorno, siendo creativos y sostenibles.

Reconocer que el estado en el que nos encontramos actualmente y todo lo vivido hasta la fecha, es un reflejo del estado en que se encuentra nuestro planeta.

Esta sinergia, nos permite recuperar el sentido de comunión con la sociedad y el medio ambiente; encontrar un sentido a la vida y lograr ese empoderamiento, que nos permita continuar hacia adelante, de manera respetuosa y de buen convivir.

 

NUESTRA PROPUESTA

La terapia asistida con animales es efectiva, porque mejora las capacidades sociales y de comunicación, disminuye la ansiedad, mejora el estado de ánimo y la autoestima, así como la capacidad de empatía. En todos los sentidos, el perro parece el animal que más habilidades comunicativas logra tener con el ser humano.

Por otra parte, el ejercicio físico puede aumentar la confianza en uno mismo, mejorando el estado de ánimo, ayuda a relajarnos y disminuir los síntomas de depresión leve y ansiedad.

 

Si queremos que nuestros menores, cuando sean adultos, tengan muchas menos probabilidades de ser una persona violenta, un maltratador de mujeres, menores, discapacitados, etc., debemos enseñarles desde pequeños el respeto hacia los animales, el medio ambiente y hacia las personas.

Según investigaciones científicas realizas por criminólogos, sociólogos, médicos, etc., las personas que maltratan a los animales, en un porcentaje elevado tienden a hacer lo mismo con las personas, incluso tienen más probabilidades de caer en la delincuencia. Esto tiene su lógica, como es obvio, la violencia es violencia, y los que ejercen violencia en el trato con los animales tienen más posibilidades de emplearlas en sus relaciones con los más vulnerables.

Las personas que ejercen violencia contra los animales tienden a embrutecerse psicológicamente y a perder la capacidad de empatizar, sobre todo, hacía los más desfavorecidos.